Antes de venir...

Voy a patinar sobre hielo por primera vez. ¿Qué necesito?

Patinar sobre hielo es tan fácil como divertido, pero para disfrutar al máximo de esta actividad necesitamos llevar la ropa adecuada y también tener en cuenta unas pocas recomendaciones muy sencillas. Para todos aquellos que acudís a una pista de hielo por primera vez os tenemos preparados una serie de consejos que harán que vuestro estreno con los patines sea una experiencia gratificante al 100%:

Equipamiento

Es obligatorio el uso de guantes si queremos patinar porque es inevitable sufrir caídas y las manos nos servirán de apoyo para levantarnos. También es recomendable usar gorro y bufanda. Debemos tener en cuenta que vamos a practicar una actividad deportiva, por lo que nuestro cuerpo desprenderá más calor del habitual. Esto significa que no debemos abrigarnos en exceso, pero tampoco podemos estar desprotegidos ante el frío. Lo ideal es llevar ropa deportiva y siempre de manga larga, que nos facilite el movimiento y que a la vez nos aporte calor, ya que la temperatura ambiente en la pista oscila entre los 10 y los 15 grados centígrados.  Por esta misma razón hay que evitar llevar falda o pantalón corto, ya que cualquier superficie de nuestro cuerpo que pueda dar en el hielo debe estar bien protegida. Otra recomendación es el uso de calcetines altos que nos permitirá estar más cómodos dentro de los patines

 Y por último, no te olvides de llevar tu cámara para sacar fotografías y subirlas a tus redes sociales favoritas mientras disfrutas de un buen día patinando con tus amigos.

Patines ajustados

Para un mejor deslizamiento sobre la pista es fundamental que los patines se ajusten a nuestros pies, ya que si no es así habrá una pérdida sensible de agarre, por lo que deben estar bien atados para impedir que el tobillo se salga de la bota.

Si tienes dudas consúltaselas a la persona que te los alquile y, por supuesto, si quieres puedes usar tus propios patines en lugar de alquilarlos.

Primeros pasos

Empieza a patinar separando las puntas de los pies y flexiona las rodillas y tobillos para tener un mejor equilibrio, de forma que el peso del cuerpo recaiga sobre los talones. Si el primer día te puede acompañar alguien que ya haya patinado sobre hielo, pues mucho mejor, pero sino siempre puedes contar con los monitores para que te ayuden. Recuerda patinar siempre en el sentido marcado por los organizadores.

Caídas

Como decíamos antes las caídas son parte inevitable en todo aprendizaje, así que debemos tener en cuenta algunos consejos cuando estemos en el suelo. Para levantarse nunca debemos ponernos de pie con las dos cuchillas apoyadas en el hielo, ya que podemos deslizarnos hacia adelante, lo que se traducirá casi seguro en una nueva caída. Aunque es tentador, no es muy recomendable ir de la mano de alguien en tus primeros pasos porque en caso de que haya una caída tan solo servirá para arrastrar a la otra persona al suelo.

Aprender a patinar sobre hielo requiere un tiempo de aprendizaje, pero ya veréis como enseguida le cogéis el tranquillo. ¡Es muy sencillo y divertido! Os animamos a que probéis esta experiencia en nuestras pistas a lo largo de este otoño e invierno.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar